Arrecifes de origen coralino:

Jungla Submarina de Los Roques

Los arrecifes de coral ofrecen uno de los más coloridos espectáculos en el fondo del mar

Arrecifes de origen coralino: Jungla Submarina de Los Roques | Archipiélago Los Roques, Venezuela

Introducción

Mientras algunos viajeros disfrutan de las espléndidas playas de arenas blanquísimas y aguas cristalinas en Los Roques, otros llegan a destino para transitar los recovecos de un mundo submarino tan singular y alucinante que parece irreal.

Y es que el Parque Nacional Archipiélago Los Roques es más de lo que vemos a simple vista. Es el Gran Roque, su isla principal; sus 42 cayos de rocas de coral y conchas marinas, sus 300 bancos de arena que aparecen o se esfuman al antojo de la marea. También son sus pastos marinos y sus fecundos manglares. Es su colorida fauna marina, variada, opulenta. Es su laguna central que entrelaza cada pieza de este rompecabezas natural con las aguas abiertas. Además, es un atolón, islas ancladas a un sistema milenario de arrecifes de origen coralino tan lleno de vida, que destaca entre los ecosistemas más biodiversos del planeta.

Selva de coral bajo el mar

El archipiélago Los Roques, entre mar y tierra, abarca poco más de 220 mil hectáreas. Es el ambiente marino protegido más extenso de Venezuela y del Caribe, que mantiene bajo custodia uno de los ecosistemas de arrecife mejor conservados del océano Atlántico.

Los estudiosos apuntan que la formación de las barreras de arrecifes coralinos en esta región insular tomó alrededor de 30 millones de años. Bajar al fondo del mar es recrearse en un espléndido espectáculo milenario repleto de vida y color. Son dos extensas barras de arrecifes de coral que en total suman unos 1.500 metros cuadrados de un estable sistema rico en biomasa y diversidad que se crece permanentemente en silencio, sin hacer alboroto.

La vida submarina de Los Roques se concentra en dos extensas barras de bancos de coral. Por una parte, la barrera de arrecifes este que dibuja un arco de 24 kilómetros de norte a sur y, por otra parte, la barrera de arrecifes sur que se extiende 34 kilómetros sobre una plataforma submarina angosta y con profundidades que oscilan entre 500 y 1.000 metros.

Vida en el arrecife

Además de 1780 especies marinas entre peces, serpientes, mariscos, moluscos y crustáceos, algas y esponjas, en los arrecifes del archipiélago Los Roques habitan 61 especies de corales, es decir, 90% de las comunidades de identificadas en el Caribe. Estas milenarias formaciones arenosas son el soporte de la vida submarina, la reserva biológica de futuras generaciones, el hábitat de una gran variedad de especies acuáticas incluyendo algunas en peligro de extinción. Por eso, la jungla submarina de Los Roques es un escenario natural para disfrutar exclusivamente desde el respeto y la contemplación.

Por favor, Haga sus Comentarios