Vida en el Archipiélago:

Fauna en Los Roques

El espléndido escenario natural del archipiélago Los Roques estaría incompleto, sin la diversidad biológica que enriquece los espacios de este parque nacional

Vida en el Archipiélago: Fauna en Los Roques | Archipiélago Los Roques, Venezuela

Introducción

Aunque su fauna terrestre es bastante modesta, la dilatada lista de especies marinas y aves costeras remedian cualquier desliz que, aunque totalmente justificado, pareciera haber tenido la madre naturaleza al poblar este territorio insular. Además de kayak, velero, bote de remo, catamarán y windsurf, el snorkel, el buceo y la pesca deportiva son los deportes acuáticos que visitantes y turistas eligen para disfrutar de las maravillas del mundo submarino. Y, fuera del agua, lo más recomendado para conectar con la avifauna es la observación de aves.

Escasa fauna terrestre

Entre la temperatura que ronda los 30° todo el año y su ubicación geográfica en medio del Mar Caribe, la posibilidad de sobrevivencia de la fauna terrestre en el archipiélago Los Roques, es muy limitada. Sin embargo, el murciélago pescador logró adaptarse a las condiciones de la zona, al igual que algunos cangrejos, arañas, iguanas y lagartos como el guaripete que come flores y frutos, y la salamandra que se alimenta de insectos. Pero, todo perro, gato o chivo, por ejemplo, con certeza llegaría a las islas acompañando al hombre.

Generoso mundo submarino

Todo tiene un equilibrio natural en el planeta. Y, la fauna en Los Roques, también. Pues aunque los animalitos terrestres escasean, las especies acuáticas representan su más valioso recurso ecológico. Los datos científicos apuntan que el fondo marino del archipiélago alberga 61 especies de corales, 200 de crustáceos, 140 de moluscos, 45 especies entre erizos, estrellas y caballitos de mar, y 60 de esponjas. Además, hay ballenas, delfines, manta rayas, tiburones macuira y cuchivano, botuto, pulpos y langostas, que comparten hábitat con más de 300 especies de peces como mero, pargo, róbalo, pez espada y pez vela, entre tantos más.

Sumando a esta abultada representación del mundo animal que recrea un paisaje sinigual, hay cuatro especies de tortugas marinas que anidan en las playas de Los Roques, además de la tortuga maní que solo se acerca en busca de alimento. Todas están en peligro de extinción. Veamos:

• Tortuga Caguama o Caretta caretta puede pesar entre 65 y 110 kilos; come peces, moluscos y crustáceos, también anida en Japón, Brasil y Estados Unidos, y utiliza su caparazón para trasladar animalitos y plantas que cuentan con ella para sobrevivir.

• Tortuga Verde o Chelonia mydas es una especie herbívora que puede pesar más de 200 kilos. También anida en Falcón, Sucre, Nueva Esparta y La Blanquilla, y además se conoce como «tortuga sopa» porque suele terminar en una olla de cocinar.

• Tortuga Carey o Eretmochelys imbricata habita en aguas tropicales poco profundas sobre una formación de rocas o alrededor de arrecifes de coral. Pesa alrededor de 80 kilos y con su pico filoso se alimenta de esponjas, peces, caracoles y crustáceos.

• Tortuga Laúd o Dermochelys coriácea, conocida como tortuga cardón. Es la más grande de todas las especies, pues puede llegar a medir 2 metros y a pesar 500 kilos. También es la más vulnerable porque vive en los océanos pero anida en el trópico, y solo se alimenta de medusas y calamares.

Aves marinas a cielo abierto

La observación de aves es una muy entretenida actividad educativa en Los Roques. Bien sea después de un día de playa, de una jornada de pesca deportiva o de un paseo de reconocimiento por el pueblo, vale la pena elegir un buen ángulo para disfrutar del tránsito celestial de golondrinas de mar, águilas pescadoras, pelícanos, tijeretas, chaparos, cotúas, garzas, alcatraces, el halcón peregrino y su hermano el halcón migratorio, además de la gaviota tiñosa que anida en las ramas del manglar y su pariente la gaviota filico que prefiere hacerlo sobre las arenas de la playa.

Pero hay mucho más porque la ciencia ha identificado, hasta ahora, alrededor de 90 especies de aves marinas. De este total, poco menos de la mitad son géneros migratorios que vuelan desde otros horizontes alejándose del frío, y en busca de refugio y alimento. Y, por supuesto, este paraíso no solo les brinda clima cálido todo el año, sino abundante alimento en las generosas aguas del archipiélago.

El flamenco rojo es una de las aves migratorias que merece mención especial. Algunos ejemplares vuelan desde el refugio silvestre Ciénaga Los Olivitos, en el estado Zulia, mientras otros se trasladan desde la isla de Bonaire, en el Mar Caribe. Esta especie que llama la atención por su tamaño y su vuelo espléndido, se alimenta de los pequeños organismos vivos que consigue en el agua, y suele permanecer aislada durante el tiempo que dure su estadía temporal en el archipiélago Los Roques.

Dato Ambiental & Gastronómico

La Feria de la Langosta abre la temporada anual de pesca de este crustáceo cada mes de noviembre en Los Roques. Solo se permite la captura de langosta en los meses que tienen la letra R. Esta restricción se asocia con la preservación de tan apreciada especie que está en proceso de desove entre los meses de mayo y agosto.

 

 

Por favor, Haga sus Comentarios


 

 



WhatsApp

+58 426 784.9867

No esperes más, escríbenos ahora y solicita información desde tu teléfono celular y concreta el viaje de tus sueños!!

Síguenos